domingo, 2 de marzo de 2008

The Curse of the Stolen Daugthers

Cuatro mil años pirámide sepultan

a un convertido en estatua.

Hubo un tiempo poderoso

en que caminaba erguido.

Ahora los bloques lo ocultan

con las extremidades

sobre la superficie de la recamara.

Parece vestigio de felino

urgente de caza,

ojos fijos

colmillos tibios

listo para enamorar

espaldas.

4 comentarios:

esteban dijo...

MARIA, esto me encanta me encanta!!! Mari, y ese Canto??

Maria M. dijo...

Gracias EsteBan!!!! nos vemos mañana... ahi vamos..ahi vamos...

toto scurraby dijo...

celebro este retorno

saludossssss

silvia piranesi dijo...

mae, concuerdo con esteban. rajado. ese final..